Alimentación y nutrición

Inicio / Hábitos alimenticios saludables / Alimentación y nutrición

Aunque parezca lo mismo, no lo es. Al hablar de alimentación, metemos en el mismo saco: dieta, régimen, nutrición, hábitos alimenticios. Y cada cosa es diferente.

Alimentarse es, básicamente, comer. Y comer no implica nutrirse bien. Comemos para vivir, eso está claro, lo no tan claro es que lo hagamos adecuadamente.

Conmigo vais a recorrer un camino en el cual lo principal es referirnos a la comida como elemento de supervivencia y salud.Pero no podemos negar que significa muchas cosas más. es uno de los eventos sociales más importantes en nuestras relaciones sociales. Una forma de mitigar la ansiedad. Una forma de controlar el estrés

Recuerdo que hace años le pregunté a una amiga: “Si pudieras pedir un deseo, ¿que pedirías? Ella contestó: “Poder comer lo todo lo que me diese la gana y no engordar”. Ni que decir que me sumé a su deseo. Es curioso que ninguna de las dos, ella con ciento treinta kilos y yo con cincuenta y cinco, deseáramos otra cosa. El estilo de vida actual, la abundancia de sitios para comprar y comer. La oferta constante de alimentos con potenciadores del sabor. Y un etcétera bastante largo, nos lleva a pasarnos medio año comiendo sin conocimiento y el otro medio haciendo régimen para contrarrestar los efectos de lo anterior

En revistas, periódicos y un sinfín de publicaciones, encontramos otro sinfín de dietas para la operación biquini y lo que haga falta.

Una de las cosas que más me preocupa es que todos estos esfuerzos para presentar un físico lucidor durante un tiempo determinado, lo que hacen es generar una serie de problemas en el cuerpo que no son perceptibles a corto plazo. Ya que nadie nos dice los efectos de perder peso rápido y con estrategias que el cuerpo no entiende, pero que no le queda más remedio que aceptar. Los  daños irán saliendo con el tiempo. Y habrá daños reversibles, pero también irreversibles.

Uno de los daños más comunes es la pérdida de masa muscular. Cuando hacemos regímenes estrictos y carentes de ciertos nutrientes, el cuerpo echa mano para producir energía de la masa muscular en el primer momento. La masa muscular no se regenera. Así que con el tiempo, la flacidez se instalara en nuestros muslos, vientre, pecho…

Para recuperar la turgencia una vez perdida una parte de nuestra musculatura, la única forma de recuperar esa turgencia es aumentar el volumen de las células musculares a base de gimnasia.

Lo mejor es no perder lo que ya tenemos por naturaleza, un aparato motor compuesto por esqueleto y músculos que es una de las obras de ingeniería más perfectas del mundo.

Os he hablado de alimentos y de nutrientes. Alimento es la parte externa del proceso alimenticio. La alimentación es voluntaria, consciente y educable. Nutriente, sustancia química que proceden del exterior y que las células necesitan para realizar sus funciones. Los nutrientes se encuentran en los alimentos. No hay alimentos completos, o sea, que contengan todos los nutrientes.

Os diré como curiosidad que los tan temidos carbohidratos (pan, pastas, legumbres, arroz), tienen las mismas calorías por gramo que las proteínas (carne, pescado, huevos). Cuatro kilocalorías por gramo.

Por hoy ya os he aburrido bastante. Pensad seriamente en vuestra salud.

Un abracito a todas.

Comentarios(0)

Déjame un comentario